La certificación energética de viviendas y locales

El certificado energético es un documento que indica el comportamiento energético de un inmueble, mediante una letra y un color. La escala va desde la A hasta la G, siendo más eficiente el inmueble con la letra A (verde) y menos eficiente el que tenga la letra G (rojo).

Desde el año 2013 es obligatorio que todas las viviendas y locales en venta o alquiler dispongan de un certificado energético (RD 235/2013, de 5 de abril). El propietario del inmueble debe encargar el certificado a un técnico competente (por ejemplo un ingeniero industrial) y mostrar su calificación energética junto al anuncio de venta o alquiler.

En ÁTICA le realizamos el certificado y le facilitamos todas las gestiones para que usted no tenga que preocuparse por nada. Y a un precio muy competitivo.

¿En qué consiste la certificación energética?

La certificación energética es obligatoria desde 2013 y está regulada por el RD 235/2013, de 5 de abril. El proceso comienza con la visita al inmueble, después debe realizarse el certificado a través de un programa oficial y por último registrarlo en la Consejería de Industria.  Las principales características de la certificación energética se resumen en el siguiente gráfico:

Características: